Minas de paramillos, el balcón flotante, la cruz de paramillos, los Caracoles de Villavicencio y un pueblo fantasma.

USPALLATA – VILLAVICENCIO CARACOLES 365 CURVAS

Esta vez una de las visitas que no podemos perdernos si vamos a conocer Mendoza, o bien si estamos allí y queremos hacer ese recorrido que nos permita descubrir los pueblos fantasmas y el pasado de la colonización y la Explotación minera de la región.

En este caso Llegamos a Uspallata y para continuar el recorrido con mi amigo Javier, hicimos la Circunvalación adentrándonos por el camino (Uspallata – Villavicencio) mientras que de fondo vamos apreciando la precordillera de los Andes.

Cerro Tunduqueral (Apus Tunduqueral)
Aparte de conocer un poco uno de los pueblos de montaña más lindos y de su pasado por el Ferrocarril Trasandino, con sus construcciones antiguas de las estaciones abandonadas, tierra de varios documentales y películas y centro de energía, nos fuimos adentrando unos 7 Kilómetros por el camino de tierra para encontrarnos con el parque temático y con el Cerro Tunduqueral (Apus Tunduqueral), Lugar sagrado para los Aborígenes y donde se hacían Rituales femeninos en las noches de luna llena. Un cerro que tiene historia, mística y costumbres de nuestros antepasados, ya que en esta zona se encuentran los Petroglifos (Pinturas rupestres de la unos 1500 años aprox.). Un hermoso lugar para conocer y escuhar los relatos de Carlos el custodio del Cerro. (al menos en ese tiempo)
El Chaman Emilio, no lo busques el te va a Encontrar ….

En la zona también se podía encontrar al Chaman Emilio y los Centros Energéticos o “Estación Cielo” que a más de uno la curiosidad y lo interesante de sus relatos quería conocer.
Es un lugar muy especial, pero más allá del encanto, donde el viento se siente desde los cuatro puntos cardinales, donde las nubes se convierten en trocitos de hielos que caen del cielo y donde los sonidos se escuchan con el alma. Tal vez fue el momento en que escribí esta nota, pero aunque las cosas hayan cambiado, la esencia y la mística sigue siendo la misma. Emilo entrega Amor, ninguno es un mago ni mucho menos hace milagros, pero hay cosas que no tenes que dejar pasar y este lugar es tan sorprendente que te hace vivenciar una experiencia única … Y Que solo quienes pudimos compartir este momento sabemos d lo que hablamos. Más allá de las creencias, religiones y verdades, cuando a uno lo hacen conectar con la naturaleza, no hay fuerza mayor que pueda hacerte sentir más vivo. (Hoy Emilio no está más en este lugar, ha pasado a una dimensión tal vez superior o desconocida, pero ha dejado un legado importante para la cultura, la historia y los secretos de la naturaleza)
Ruinas Jesuíticas de Paramillos
Luego de está experiencia inolvidable seguimos andando y de a poco nos encontramos con los restos de las “Minas de Paramillos y la conocida ciudad fantasmal”, nombre artístico que hace honor a un caserío de las ruinas de una antigua población minera.
Las minas Datan de 1638 las mas antiguas del País, en el lugar se encuentran las ruinas donde se explotaba (plomo, plata y zinc), de una época precolombina. En el lugar se pueden apreciar los hornos de fundición que fueron construidos por los Jesuitas.

Acueducto de Minas 

 

Acueducto
En este lugar podemos apreciar viviendas que pertenecieron a los trabajadores del lugar, en su mayoría construcciones de piedra y presuntamente corresponden a asentamientos jesuitas, aunque muchos datos precisos no tenemos se estima que la explotación minera en esa zona fue allá por el 1640, luego el trabajo quedo en manos de españoles, seguido de inversores ingleses que con el tiempo y el comienzo de la guerra de Malvinas dejaron la Argentina.
Hay un recorrido interesante en los túneles y aunque estás minas estén desactivadas se comenzó a promoverse el turismo minero.
en el lugar se pueden ver los pozos, paredes y la vía de los carros que transportaban minerales, además de actividad de aventura, escalada, rappel y otras que se realizan en el lugar por empresas habilitadas.
Los minerales que se pueden encontrar en toda la zona; cobre, zinc, plata, plomo, entre otros. Estos eran minerales que se extraían durante los días de explotación minera. No es fácil detectarlos, pero aún persisten algunos en las paredes y rocas del lugar que nos dan una vista de paisajes únicos.
 

Darwin estuvo aquí? …

Si escuchamos alguna vez que Darwin estuvo aquí, es cierto, durante el recorrido pasaremos por una zona donde Darwin encontró araucarias: Cuya antigüedad es de 230 millones de años. Su valor arqueológico y paleontológico congregó a numerosos Investigadores locales y extranjeros.

Los Hallazgos de Darwin datan de 1835 con el bosque de araucarias, fósiles y petroglifos, mientras que Perito Francisco Pascasio Moreno en 1891 descubrió (figuras antropomorfas (Formas Humanas) zoomorfas y (animales).
“Acabo de Retornar de Mendoza, habiendo cruzado la Cordillera Por dos Pasos. El viaje ha agregado mucho a mi conocimiento de la geología del país. Sobre los lados desnudos de las montañas, los complicados diques y cuñas de rocas de varios colores … (y) … la estratificación en todas las montañas es bellamente visible. . . No puedo imaginar ninguna parte del mundo que presente una escena más extraordinaria de la corteza del globo, que en estos picos centrales de los Andes “.

En su paso por Uspallata en el año 1835, Darwin revela la existencia de arboles Fósiles.


“Vi el lugar donde un grupo de árboles lindos mecían sus ramas sobre la costa del Atlántico, cuando el mar (ahora retirado 700 millas) se aproximaba a la base de los Andes. Vi que habrían crecido en una tierra volcánica que se habría elevado más allá del nivel del mar y que esta tierra seca, con sus árboles erectos se habría bajado luego a las profundidades del océano. Allí estaba cubierta de lava submarina, una sola de estas masas alcanzaba un grosos de mil pies; y estos diluvios de piedra derretida y depósitos acuosos se habrían sucedido alternativamente cinco veces. El océano que recibía tales masas tiene que haber sido profundo; pero una vez más las fuerzas subterráneas ejercían su poder y ahora yo contemplaba el lecho del marformando una cadena de montañas de más de siete mil pies de altura “.

Como conclusión de las observaciones Geológicas de Darwin, se conoce que en edades geológicas anteriores, la zona de Paramillos había constituido un área boscosa, donde el clima como la geografía eran totalmente diferentes.

Balcón Flotante

Luego continuamos el recorrido por el balcón siguiendo los caracoles que nos llevarían a Villavicencio y el sendero para llegar a la cruz de paramillos, era este camino utilizado cómo pasó a Chile. Este camino es muy conocido como “el camino de las 365 curvas”. Aunque en realidad son 273 vueltas y en el cual sea se encuentra el “balcón flotante, que es un mirador donde se aprecia al costado de la ruta producido por formaciones naturales a través de la erosión del viento y agua de lluvia de hace varios  millones de años”, con una caída de 80 metros, se trata de rocas paleozoicas cuyo origen ha sido el sedimento marino. En este lugar hay que transitar con mucho cuidado y no varias personas ya que se producen desprendimientos y las rocas están sueltas.

Balcón Flotante

Así continuamos Hasta las Ruinas y la Cruz de Paramillo:

Esta cruz, construida por los Jesuitas en el siglo XVII, allí se encuentra la imagen de la Virgen de Fátima Que los datos de 1940, La zona escribe el nombre de “Paramillos” por su parecido con páramo.

El vía crucis que se encuentra al frente, es el más alto de la argentina, fue desarrollado en el punto mas alto de la Reserva Natural Villavicencio y pensado para lograr una delicada comunión entre religión, naturaleza e historia.

Desde ese punto se puede apreciar la majestuosidad de la Creación, con el Aconcagua en el horizonte. 🙂

Cansados de esta aventura y quedándonos con muchos lugares por recorrer, aprovechamos un rinconcito del camino para comernos un rico sanwich de jamón crudo con aceitunas verdes, huevo y aceite de oliva. Así emprendimos nuestro de regreso a Mendoza.

Esperando que les haya gustado tanto como a nosotros este relato de los hermosos lugares, seguiremos el rumbo por la vuelta de las 365 curvas para adentrarnos a la zona de “Vaquerías” en la Reserva Privada Villavicencio.

Descripción de cómo llegar a la zona.

En auto: Ruta N ° 52. Mendoza-Villavicencio-Paramillos-Uspallata (recomendable). De Mendoza a Villavicencio , a 50 km; de Villavicencio un Paramillos, 30; de la Cruz de Paramillos una Ciudad fantasmal, a 15 km.

Nota de Wikipedia para ampliar esta info:

El circuito turístico se inicia por la ruta provincial n° 52, que parte desde el Departamento Las Heras, pasa por el monumento de Canota —recordatorio de la travesía del Ejército de los Andes—, las Termas de Villavicencio y el antiguo hotel de igual nombre. Desde allí, asciende por el sinuoso camino de los caracoles — también conocido como de “las 365 curvas” — con sus excepcionales vistas panorámicas, para conducir a Paramillos de Uspallata y, finalmente, a la villa de Uspallata. Desde esta localidad, por la ruta nacional n° 7, se puede retornar a la ciudad de Mendoza, y visitar — previamente — la pintoresca villa Potrerillos (Mendoza) y su dique, en lo que constituye uno de los recorridos turísticos más atrayentes, concurridos e importantes de la zona norte de la provincia de Mendoza. Ello, tanto por los atractivos que posee, como por su cercanía con la ciudad del mismo nombre. La zona denominada Paramillos de Uspallata, ubicada en ese circuito, es de incalculable valor patrimonial, ecológico, panorámico, paisajístico, geomorfológico, paleontológico, cultural e histórico, no sólo para la provincia de Mendoza, sino para la Argentina. El mencionado circuito incluye lugares de gran valor turístico, como el primitivo camino a Chile, con los citados caracoles de las Termas de Villavicencio, la formación geológica conocida como «El Balcón», la Cruz de Paramillos, el recordatorio a la travesía del Ejército de los Andes; como también las ruinas de las antiquísimas minas de Paramillos de Uspallata, el itinerario y Bosque de Darwin, el cerro Tunduqueral con sus intrigantes petroglifos, y demás atractivos reseñados.

Paramillos de Uspallata tiene, asimismo, extraordinarias características paisajísticas. Desde allí, puede observarse un incomparable panorama, compuesto por el cerro Los Colorados; y la Cordillera de los Andes – en todo su esplendor – con vista al internacionalmente conocido cerro Aconcagua, al cerro Mercedario, y al cerro El Plata, lo que configura un paisaje de excepcional belleza, único en la provincia de Mendoza. Diariamente, gran cantidad de turistas – argentinos y extranjeros – visitan la zona para admirar la magnificencia del lugar.

Si te gustó El relato, dejá tu comentario !, es bueno conocer tu opinion. ¡Gracias!

Bibliografía consultada: Reserva Villavicencio – Google Maps – Wikipedia – CRICYT Mendoza 
Anuncios

5 comentarios en “Minas de paramillos, el balcón flotante, la cruz de paramillos, los Caracoles de Villavicencio y un pueblo fantasma.”

  1. Hola excelente relato y muy buena información para hacer ese circuito en MTB, Tengo algunas preguntas si podes respóndeme, hay campings o lugares x comprar gaseosa, agua, etc, para bajar un poco x las minas hay algún guía o se puede bajar solo, desde Villavicencio hasta Uspallata pasando por Caracoles vas en bajada o subida, las Termas están cerca o lejos del camino que conduce a los Caracoles, muchas gracias. Que tengas un muy buen dia Ricardo Rómulo.

    Me gusta

  2. Estimado Romulo:
    Muchas gracias por tu comentario, te cuento que el circuito para hacer MTB está muy bueno, siempre con mucha precaución ya que el camino es todo de ripio saliendo desde la reserva provincial Villavicencio y hasta llegar a Uspallata.
    Para comprar bebidas o alimentos tenés en la Reserva un Parador donde te venden comidas preparadas y bebidas, y luego recién en Uspallata.
    Con respecto a las minas abandonadas, hay excursiones que se realizan para conocer el geoparque minero, la empresa es Experiencia Paramillos son muy buena gente y tienen guías profesionales que te llevan además a realizar actividades de trekking, rappel, exploración y aventura.
    El recorrido para hacerlo en bicicleta te conviene realizarlo desde Uspallata a Villavicencio ya que de esta forma es en bajada. (todo ripio) Los caracoles es el tramo de la vuelta de las 365 curvas, (en realidad son 270) que desemboca en la parte de Vaquerías donde están los Guardaparques.
    Con respecto a las Termas, nos referimos al Hotel Termas de Villavicencio, abandonado ya que su construcción data del año 1929. Hoy se puede apreciar aún la fachada y a veces se hacen vivistas guiadas al lugar. A partir del 2000, la firma Aguas Danone de Argentina adquirió toda la zona que suma 72.000 hectáreas, incluyendo el patrimonio arquitectónico y el natural, creando la Reserva Natural Provincial de Villavicencio, la cual es zona protegida. Hoy día se cobra una entrada para ingresar.
    Cualquier otra consulta, no dudes en comunicarme.
    Saludos cordiales

    Me gusta

  3. Hola he realizado varias veces esta ruta en vehículo pero sin tener el conocimiento de toda la información que expresas aquí. Desde ya que te felicito por el informe pero agradecería por favor que me indiques en lo posible donde esta ubicado el balcón y demás lugares importantes de esta ruta para poder visitarlos y conocer más de este maravilloso lugar. Muchas gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s